¿Las vacunas pueden causar autismo?

Como padre usted puede estar preocupado sobre el aumento de la prevalencia del autismo y el que no exista una causa conocida para la condición. Las vacunas no causan autismo. Sobre 100 estudios diferentes han buscado una posible conexión entre las vacunas y el autismo, y ninguna ha encontrado evidencia de una conexión. Para más información sobre las posibles causas de autismo, visite la página web del Autism Science Foundation.

El mito sobre las vacunas y el autismo ha cambiado con el tiempo. En el 1998, un investigador británico, Andrew Wakefield, sugirió que la vacuna para el sarampión, las paperas y la rubéola (vacuna triple viral) podían causar autismo. Para determinar si la hipótesis de Wakefield era correcta, investigadores hicieron un estudio comparando cientos de miles de niños que nunca habían recibido la vacuna. Encontraron que el riesgo de autismo era el mismo en ambos grupos y que la vacuna triple viral no causaba autismo.

En el 2010, el estudio de Wakefield que sugería que la vacuna triple viral podía causar autismo fue completamente retirada por su editor. Se encontró que era científicamente cuestionable porque Wakefield manipuló y falsificó los datos. La licencia médica de Wakefield ha sido revocada desde entonces.

Una vez que la teoría de Wake eld fue desacreditada, un nuevo mito apareció, declarando que el ingrediente timerosal causaba autismo. Timerolsal es un preservativo que contiene mercurio que se utilizaba en vacunas para prevenir contaminación. Debido a la presión del público, fue removido de las vacunas en el 1999 y varios estudios desde ese momento han mostrado que no hay un enlace entre timerosal y el autismo.

El mito más reciente dice que el autismo es causado por niños recibiendo vacunas muy pronto y están expuestos a demasiados componentes inmunológicos. Varios hechos hacen que esto sea altamente improbable:

  • Como se ha discutido anteriormente (“¿Puedo espaciar las vacunas de mi hijo?”), aunque la cantidad de vacunas ha aumentado en el pasado siglo, la cantidad de componentes inmunológicos ha disminuido.

  • El reto inmunológico de las vacunas el muy pequeños comparado con lo que los bebés enfrentan todos los días.

  • Los niños tienen una capacidad enorme para responder a retos inmunológicos porque los seres humanos tienen la capacidad de hacer entre 1 billón a 100 billones de distintos tipos de anticuerpos.

Dado el número de componentes inmunológicos en las vacunas, un estimado conservador sería que los bebés tienen la capacidad de responder a aproximadamente 100,000 vacunas a la vez.

Amy, Southern Oregon

"Yo amamantaba a ambas de mis hijas por casi dos años y vacunaba a mis niñas según el calendario regular hasta el 2010 cuando mi hija mayor fue diagnosticada con el síndrome de Asperger, un tipo de autismo. Había leído artículos en la prensa y había escuchado de algunas amistades que no vacunaron a sus hijos que las vacunas pudieron haber causado este “trastorno” en mi hija.

En el momento que estaba investigando vacunas, la actriz Jenny McCarthy estaba promocionando su libro sobre su hijo, su decisión de no vacunarlo, y autismo. Estaba convencida que no quería vacunarlas más.

Estuvimos sólo dos semanas tarde con la próxima vacuna cuando me encontré con mi amiga Sabrina. Su hijo Dylan falleció de meningitis, una enfermedad prevenible por vacuna. Vi a mi doctor en Ashland, quien estuvo dispuesto a tener una larga conversación conmigo sobre la importancia de estar totalmente inmunizado. Ambas hijas han continuado a estar al día con sus vacunas.

Como madre de una hija con autismo, no creo que hay suficiente información que sugiera que las vacunas pudieron haber causado que tuviese autismo. Cuando nació, antes de cualquier vacuna, ella movía sus manos frente a su bosa. Esto era inusual comparado con los otros bebés a su alrededor. Esto se ha evolucionado en el “stemming,” lo cual es un indicador de autismo y los trastornos del espectro autista.

Les urjo a todos que vacunen a sus niños. Nunca quisiera tener que decirles adiós para siempre a mis bebés y arrepentirme de no hacer algo que pudo haber salvado sus vida."