¿Las vacunas pueden causar daño?

Las vacunas, como todas las intervenciones médicas, pueden causar daño. Lo importante es que las vacunas causan menos daño que las enfermedades por las que ofrecen protegen.

Aunque muy extraño, algunas vacunas pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas. Si usted, o su hijo, padece de alguna alergia, hable con su médico sobre su inquietud. Algunas vacunas, como la vacuna original del rotavirus, o la vacuna para la gripe H1N1 en los 1970, causó más daño que bien al hacer que las personas estuviesen tan mal como las enfermedades mismas. Estas vacunas fueron eliminadas del mercado y reemplazadas por vacunas mejores y más seguras que protegieron a los pacientes de los efectos peligrosos de las enfermedades originales.

Es importante notar que ninguna vacuna recomendada para utilizarse no se ha encontrado más peligrosa que la enfermedad. Durante el transcurso de varias décadas en las que las vacunas han estado fácilmente disponibles, sólo unas cuantas vacunas han sido retiradas porque se encontró que causaban casi el mismo daño que la misma enfermedad.

En comparación, considere medicamentos para tratar una enfermedad. Las medicinas intencionalmente alteran la función de su cuerpo y a veces tienen efectos secundarios muy diferentes que los pensados. Por otro lado, las vacunas trabajan junto con su cuerpo y entrenan a su sistema inmunológico a combatir enfermedades dañinas. ¿Y los informes sobre las personas vacunadas que como quiera se enferman? Para entender las cifras, tiene que ver la población total y no sólo el brote.

Imagínese un brote en una escuela donde siete estudiantes se enferman, cinco de los cuales fueron vacunados. Debe pensar que la vacuna no está ayudando a nadie o que está empeorando la situación. Pero, debe considerar la población total de la escuela: 50 niños en total, 46 están vacunados y cuatro no. De los 46 niños vacunados, cinco se enfermaron, que es sólo el 10% de todos los niños vacunados. Entre los niños no vacunados, dos se enfermaron, que es el 50% de los niños no vacunados. Sólo parece que los niños vacunados tienen más enfermedades porque hay más niños vacunados. Si 50 niños fueron vacunados y 50 no, habría cinco niños vacunados enfermándose (10%) y 25 niños no vacunados enfermándose (50%). O sea que es importante comparar tamaños iguales de población para obtener el plano completo.

Alison, Portland, OR

"Terror sería la palabra que utilizaría para describir cómo se siente saber por primera vez que tu hijo tiene cáncer. Un escalofrío corre por todo tu cuerpo, tu corazón y tu mente se aceleran. Nosotros nos alegramos al saber que el tipo de leucemia de nuestra hija de 6 años tiene un tratamiento con una alta probabilidad de cura.

Significaría que más de dos años de biopsias de médula ósea, cirugías, transfusiones, punción espinal y quimioterapia. Tanta quimioterapia. Las drogas matarían el cáncer y salvarían su vida, pero también matarían su sistema inmunológico, dejándola vulnerable. Hicimos lo necesario para mantenerla a salvo mientras recibía su tratamiento—abastecernos de desinfectante de manos y limitando los lugares donde la llevábamos. Pasábamos semanas atrapados en la habitación de aislamiento cuando le daba fiebre.

Hicimos lo mejor que pudimos para echar el terror a un lado y mantener a nuestra familia prosperando, pero no podíamos detener el terror cuando nos decían que había un niño con tos ferina en la escuela de mi hija. Tampoco podía detenerlo cuando cancelamos nuestro viaje a Disneylandia durante el brote de paperas. Nuestra comunidad no estaba protegiendo a nuestra hija.

Nuestra adorada comunidad que nos preparaba alimentos, ayudaban a cuidar a nuestra otra hija, le enviaban regalos a nuestras hijas; la comunidad en general que hizo una peluca personalizada, construyó una casa de juegos y proveyó un viaje especial. Nunca olvidaré la factura dental que fue perdonado, las donas con chocolate caliente que aparecían sin ordenar. Hay tantas buenas personas que querían ayudar.

Añoro por el día en el que todas las formas de cáncer tengan planes de tratamiento. Espero que los tratamientos sean menos tóxicos. Mientras tanto, quiero que todos sepan que pueden ayudarnos.

Al vacunar a sus hijos y al mantener a su comunidad saludable es lo más importante que pueden hacer para ayudar a aquellos con cáncer."