¿Las vacunas son seguras?

Las vacunas son unas de las medicinas más estudiadas y monitoreadas que tomamos. Miles de horas de investigaciones alrededor del mundo van a cada vacuna para asegurar que sean seguras y efectivas antes de ser distribuidas al público general. Hasta despues de que hayan sido distribuidas al público, las vacunas continúan siendo probadas y monitoreadas por seguridad.

Para que las vacunas valgan la pena, es importante que tengan menos efectos secundarios que el daño que la enfermedad por si sola causaría. Hay muchas maneras en que las vacunas pueden ser formuladas para asegurar que sean seguras y efectivas. Algunas vacunas pueden contener una dosis muy pequeña de la bacteria o virus que estaría presente en la enfermedad como tal. Las vacunas con un virus vivo pueden ser cultivadas en ambientes que promueven cepas bacterianas más leves, haciendo que un caso de sarampión se sienta más como un resfriado común. Otras vacunas omiten estos antígenos específicos conocidos como reacciones adversas.

Cuando compartimos la definición de una enfermedad con nuestro sistema inmunológico a través de la vacunación, tenemos una oportunidad para escoger y seleccionar los antígenos que producirán una inmunidad segura y efectiva y dejarán fuera los antígenos que causarian más daño que bien. Por ejemplo, imagine que queramos crea una vacuna para la infección por estreptococo.

Digamos que su cuerpo identifica la bacteria de estreptococo por las siguientes características

Digamos que su cuerpo identifica la bacteria de estreptococo por las siguientes características

Ahora imagine que algunas de sus propias células tienes las siguientes características en su superficie

Ahora imagine que algunas de sus propias células tienes las siguientes características en su superficie

Observe que dos de estas características se ven iguales. Bacteria de estreptococo y sus propias células muestran una forma similar.

Observe que dos de estas características se ven iguales. Bacteria de estreptococo y sus propias células muestran una forma similar.

Como resultado, a veces los niños desarrollan enfermedades autoinmunes luego de infecciones por estreptococos. Si fuéramos a hacer una vacuna luego de las infecciones infección por estreptococo, una manera de hacer la vacuna más segura que contraer una infección por estreptococo sería omitir esa gura. Las guras restantes serían su cientes para que su cuerpo la identifique como bacteria de estreptococo pero reduce el riesgo de que su cuerpo se ataque a sí mismo.

La vacuna se vería así

La vacuna se vería así

La vacuna incluye todas las figuras: bacteria de estreptococo que se encuentra en sus células.

Esto fue el proceso utilizado en el la vacuna actual de difteria, tétano, y tos ferina (DTaP) y es una de las razones por las cuales los infantes toleran la vacuna mejor que los efectos de la tos ferina. Al reducir la intensidad de una reacción que una enfermedad causaría, una vacuna es mucho menos probable que active una reacción menos deceable que la enfermedad misma. Las vacunas activan a su sistema inmunológico para distinguir de manera más segura y precisa entre lo que es la enfermedad y lo que es su cuerpo.

Shona, Ashland, OR

"Cuando mi hija tenía un año, habían muchas discusiones en los medios de comunicación sobre la seguridad y los posibles efectos secundarios de las vacunas. Me preocupé y decidí aprender más sobre los pros y los contras de las vacunas.

Estudiando recursos respetados y discutiendo mis inquietudes con mi pediatra, encontré que las ventajas eran mejores que los posibles efectos secundarios y la pregunta se convirtió en cómo no voy a vacunar a mi hija? Como cualquier padre razonable, queremos proteger a nuestros hijos.

Las vacunas son el mejor cuidado preventivo que tenemos como protección en contra de las enfermedades y ahora acepto y respaldo todas las vacunas."